Tu Piel y tu Nutrición

El aspecto de la piel puede resentirse por determinadas carencias en nuestra alimentación. Por eso en necesario llevar a cabo una dieta equilibrada.

Vitamina A (Retinol)

Favorece la cicatrización, le proporciona suavidad y refuerza las defensas naturales de la piel.

La vitamina A se encuentra en productos de origen animal como pueden ser mantequilla, huevos, hígado, queso y también en frutas y verduras: zanahoria, espinacas, brócoli, naranja, manzana, etc. Al freír los alimentos ricos en vitamina A, por ser ésta una vitamina soluble en grasa, se pierde la vitamina de los alimentos.

Vitamina B3 (Niacina)

Protege y prepara la piel para tomar el sol. A veces se usa para prevenir las alergias solares.

Se encuentra en el hígado, las carnes magras, el pollo, las nueces, el pescado y las alubias secas.

Vitamina B6 (Piridoxina)

Equilibra las pieles grasas, reduciendo la secreción de las glándulas sebáceas.

Esta vitamina se encuentra en el hígado, pollo, cerdo, pescado, patatas, alubias secas, plátanos, alimentos integrales y en otras frutas y verduras.

Vitamina C (Ácido ascórbico)

Favorece la cicatrización de la piel, interviene en aumentar las defensas del organismo contra las infecciones, es indispensable para la formación del colágeno (proteína existente en el tejido cutáneo) y tiene un importante papel antioxidante, destruyendo los radicales libre y protegiendo a la piel contra los rayos ultravioleta.

La vitamina C se encuentra en frutas y verduras, especialmente en los cítricos, las fresas y los fresones, los kiwis, limones, naranjas, pomelos, los pimientos verdes, las verduras de hoja verde como las espinacas y el perejil, las patatas.

La acción del calor destruye la vitamina C, por eso es mejor comer las frutas y verduras frescas. También se destruye con el paso del tiempo y cuando se combina con el alcohol.

Vitamina E

Retrasa el envejecimiento cutáneo, es la vitamina antioxidante principal, destruye los radicales libres celulares que se forman por la acción de las radiaciones ultravioletas. Si se aplica de forma local, estimula la microcirculación de la piel.

Los alimentos ricos en vitamina E son los aceites de girasol, de germen de trigo y de oliva, la yema de huevo, los cereales integrales, las legumbres, las verduras de hoja verde, las nueces, el pescado y la carne.

Selenio

Tiene una acción antioxidante que contribuye al retraso del envejecimiento de las células cutáneas. Se encuentra en los huevos, productos lácteos y los champiñones.

Zinc

Protege contra los rayos UVA, participa en la formación de colágeno (proteína que se encuentra en la piel), y tiene propiedades antiinflamatorias.Se encuentra en la carne, leche, huevos y el marisco.

Cobre

La carencia de esta vitamina debilita la piel. Se encuentra en frutas, legumbres y en las ostras.

Fuente:cun.es

Previous Post

Obesidad infantil, plan alimentario, no dietas

Next Post

¿La forma de alimentar a un bebé influye en su rendimiento escolar?

Related Posts