Tips que reducen el riesgo de obesidad en niños

La ausencia de una hora de acostarse en la etapa preescolar es un predictor de la obesidad a los 11 años, según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos.

Un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, en Estados Unidos, sugiere que la regularidad a la hora de acostarse y comer, y el control del tiempo que se pasa frente a la tele, mejora la salud emocional en niños en edad preescolar, lo que podría reducir las posibilidades de obesidad.

“Este estudio proporciona más pruebas de que las rutinas para los niños en edad preescolar están asociadas con su desarrollo saludable y podrían reducir la probabilidad de que estos niños sean obesos”, afirma la autora principal del trabajo, Sarah Anderson.

Los investigadores de este estudio, que se publica en International Journal of Obesity, señalan que se trata del primer trabajo que examina las conexiones entre las rutinas de la primera infancia y la autorregulación y su posible asociación con problemas de peso en los años pre-adolescentes.

Los investigadores evaluaron tres rutinas domésticas a los 3 años de edad: horarios regulares de irse a la cama y comer, y si los padres limitaban el tiempo que pasaban frente a la televisión y viendo películas a una hora o menos diariamente.

A los 3 años, el 41% de los niños del análisis tenía solía acostarse a la misma hora, el 47% solía comer a la misma hora, y al 23% se le limitaba a una hora o menos al día el tiempo dedicado a ver la televisión y vídeos.

A los 11 años, alrededor del 6% eran obesos.

Horarios regulares de sueño y comida y control de las emociones reducen el riesgo de obesidad en niños

Las tres rutinas de los hogares se asociaron con una mejor autorregulación emocional, una medida basada en las respuestas de los padres a preguntas tales como la facilidad con la que el niño se frustra o se excita.

Los niños con mayor desregulación emocional presentaban más probabilidades de ser obesos más tarde.

“Vimos que los niños que tenían más dificultades con la regulación de la emoción a los 3 años también eran más propensos a ser obesos a los 11 años”, afirma Anderson, profesor asociado en el Colegio de Salud Pública de la Universidad de Ohio.

Anderson y sus colegas también detectaron que la ausencia de una hora de acostarse regular en la etapa preescolar era un predictor independiente de la obesidad a los 11 años.

Fuente: jano.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Entrada Anterior

Cómo frenar la pérdida de masa muscular con la edad

Próxima Entrada
legumbres en conserva

Aprovechando las legumbres en conserva

Entradas Relacionadas