Autoexamen de mamas, el aliado de la detección precoz

Un grupo de especialistas nos explica, paso a paso, cómo podemos examinar nuestro pecho y qué debemos hacer en caso de encontrar alguna irregularidad.

cer el autoexamen de mamas en forma regular y constante nos permitirá darnos cuenta de ciertas irregularidades. En ese caso, es importante recurrir al médico, no porque pensemos que se trate de un cáncer de mama, sino porque hemos descubierto algo diferente a lo que ya conocíamos a través del tacto.

Cómo examinarse:

1) Observar si hay cambios en el color de la piel, pezón retraído, pequeños hundimientos en el seno, secreción.

2) Pararse frente al espejo colocando los brazos a los lados del cuerpo.

Colocar las manos en alto por detrás de la nuca.

Poner las manos en la cintura, apretando hacia abajo e inclinándose hacia delante.

3) Recostada, levantando primero un brazo por encima de la cabeza. (Luego se hará lo mismo con el otro brazo).

4) Utilizando la yema de los dedos comenzar a examinarse con la mano izquierda el seno derecho, con pequeños movimientos circulares alrededor del pezón y continuar por todo el seno.

5) Luego, de arriba hacia abajo y viceversa, en forma vertical.

Es decir, desde la clavícula hasta la altura donde termina el seno.

6) Hacerlo también en forma horizontal, desde la axila hasta el esternón.

7) Palpar la axila.

8) Al terminar de examinar el seno derecho, repetir lo mismo con el izquierdo.

Es importante…

* Hacerte el autoexamen mamario todos los meses.

* Realizarte exámenes clínicos una vez al año.

* Consultar a tu médico de cabecera si tenés alguna duda.

* Hacerte una mamografía por año a partir de los 35 años.

Fuente: Centro de Diagnóstico Dr. Enrique Rossi

1 comment
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post
Programa Alimentario Cormillot

Programa Alimentario Cormillot 01 de Abril 2019

Next Post

Los alimentos ideales para reforzar las defensas

Related Posts