Alimentos que combaten el dolor

¿Sabía usted que la ensalada de espinaca contiene nutrientes que pueden aliviar el dolor nervioso y el insomnio y que la comida rápida puede originar el síndrome premenstrual?

La dieta ejerce un considerable efecto en el control del dolor. Elegir alimentos adecuados puede reducirlo; ingerir alimentos no saludables puede exacerbarlo.

No es necesario ceñirse a un régimen alimentario perfecto para sentirse mejor: sencillamente es preciso tomar conciencia acerca de lo que se ingiere y cómo reacciona el cuerpo para lograr fortaleza y resistencia a las enfermedades y el estrés y sentir menos dolor.

Principales alimentos que combaten el dolor

1. Las uvas rojas, las zanahorias, los tomates y otros frutos de color intenso
Al parecer, ciertas sustancias contenidas en los frutos y vegetales de color intenso estabilizan las membranas celulares y las tornan menos propensas a producir compuestos que estimulan el dolor. Asimismo, contienen fitoquímicos, sustancias vegetales que refuerzan el sistema inmunológico y contribuyen a crear resistencia al cáncer, las enfermedades del corazón y otros males.
Nota: son recomendables los productos frescos. De no ser así, prefiéranse los congelados a los enlatados, pues la congelación permite que más nutrientes permanezcan intactos.

2. La espinaca fresca
Los vegetales de hojas verdes como la espinaca, el brócoli y la col rizada son ricos en vitaminas del complejo B, cuya deficiencia puede generar dolor causado por nervios dañados o en mal funcionamiento. Ingiera dos porciones al día: por ejemplo, ensalada de espinaca en el almuerzo y brócoli en la cena.

3. Los cereales integrales
Los cereales son fuente de muchos nutrientes, entre ellos las vitaminas B, las cuales son esenciales para tener un sistema inmunológico fuerte y controlar el dolor. Los alimentos a partir de cereales enteros como la harina de avena, el pan de trigo y el arroz integral son también ricos en magnesio, el cual alivia los calambres musculares, y en fibra, la cual reduce el estreñimiento y los retortijones producidos por el síndrome de colon irritable o los medicamentos para combatir el dolor. Comience por incorporarlos a la dieta ingiriendo avena o tostadas de trigo entero en el desayuno.

4. El pescado de aguas profundas
La caballa, el salmón y las sardinas son ricos en ácidos grasos omega 3, los cuales ayudan a reducir la inflamación. Consuma alguno de ellos dos veces por semana en lugar de carnes rojas. Si prefiere el salmón, que éste sea atrapado en estado silvestre, pues el salmón criado en granjas no se alimenta con las sustancias vegetales de donde el pez obtiene el elevado contenido de ácidos grasos omega 3.

5. Las nueces
También las nueces son ricas en ácidos grasos omega 3, los cuales pueden inhibir la producción de neurotransmisores tales como la sustancia P y las bradikininas, que pueden agravar el dolor y la inflamación.

6. El pavo fresco
Esta carne contiene L-Triptófano, sustancia química que requiere el organismo para producir serotonina, cuya deficiencia se ha relacionado con el insomnio y el dolor más acentuado. Pruebe un bocadillo de pavo con galletas de trigo integral y un vaso de leche tibia unas horas antes de dormir.

Principales suplementos para controlar el dolor

Varias hierbas y suplementos prometen reducir el dolor. He aquí los que tienen más probabilidades de resultar efectivos y a la vez seguros. Es preciso consultar al médico antes de comenzar a ingerir cualquier suplemento.

1. Vitaminas del complejo B
Beneficios: estimulan el funcionamiento adecuado del sistema nervioso.
Indicación ideal: para cualquier dolor de la periferia corporal -manos, brazos, hombros, pies o piernas- producto de daños en los nervios periféricos.
Dosis: ingiera un producto que contenga 50 miligramos de vitaminas del complejo B, entre ellas B2 (riboflavina), B6 y B12.

2. Bromelina
Beneficios: al parecer tiene un efecto antiinflamatorio y estimula la curación de lesiones por movimientos repetitivos.
Indicación ideal: dolores crónicos y torceduras.
Dosis: entre 1.500 y 2.000 mg al día.

3. Calcio
Beneficios: relaja el tejido muscular liso y refuerza la capacidad de los nervios de reaccionar normalmente.
Indicación ideal: dolores de cabeza, dolor nervioso y dolor pélvico, incluyendo el del síndrome premenstrual.
Dosis: entre 1.000 y 1.200 mg al día. Nota: funciona mejor cuando se ingiere con magnesio.

4. Capsaicina (aceite de ají picante de aplicación tópica)
Beneficios: puede reducir la sustancia P, neurotransmisor que facilita el mensaje del dolor. La sensación quemante bloquea la señal de dolor impidiendo que viaje por la médula espinal.
Indicación ideal: para el dolor corporal periférico, las articulaciones y el dolor nervioso.
Dosis: frotar alguna crema preenvasada sobre el área afectada tres veces al día. Impedir que la crema entre en contacto con los ojos o la boca. Es de esperar que se produzca una sensación de picor al aplicarse.

5. Acido gammalinolénico (GLA, por sus siglas en inglés)
Beneficios: el GLA parece tener propiedades antiinflamatorias. En una investigación, individuos con artritis reumática que ingirieron aceite de prímula (forma del GLA) experimentaron menor inflamación, sensibilidad y dolor. En otro estudio, los pacientes con artritis reumática pudieron reducir los analgésicos o dejaron de emplearlos totalmente tras ingerir aceite de prímula durante un año. (Otra forma del GLA es el aceite de borraja).
Indicación ideal: artritis reumática, dolor pélvico y cualquier mal inflamatorio.
Dosis: GLA: entre uno y cuatro gramos al día; aceite de prímula: entre cuatro y seis gramos al día.
Advertencia: es posible experimentar náuseas o diarrea al emplear estos productos. Las personas que padecen reflujo gastrointestinal deben ingerir un suplemento con cubierta entérica y no uno que se descomponga en el tracto digestivo superior. Podrían tener que pasar entre dos semanas y varios meses para que el GLA comience a surtir efecto.

6. Cúrcuma
Beneficios: reduce la inflamación.
Indicación ideal: artritis y otras enfermedades inflamatorias.
Dosis: para preparar una infusión, vierta una taza de agua caliente sobre 1,5 o tres gramos del polvo y deje reposar. Beba dos o tres veces al día luego de las comidas. También pueden consumirse de 10 a 15 gotas de tintura de cúrcuma dos o tres veces diarias

8. Vitamina B2
Beneficios: diversos informes publicados en revistas médicas han indicado que la vitamina B2 reduce el dolor por jaqueca.
Indicación ideal: jaquecas.
Advertencia: de no apreciarse los efectos tras ingerir la vitamina B2 durante dos semanas, descontinúe el uso.
Dosis: 100 mg diarios.

Entrada Anterior

Los deportistas africanos tienen más probabilidad de muerte súbita

Próxima Entrada

No universitarios son más propensos a engordar

Entradas Relacionadas