Impactante: la gran mayoría de las adolescentes, se ven gordas

Según la OMS, Casi la mitad de las adolescentes de 15 años (el 43%) cree que está demasiado gorda, pese a que sólo un 20% de ellas cumple los criterios de sobrepeso u obesidad.

Casi la mitad de las adolescentes de 15 años (el 43%) cree que está demasiado gorda, pese a que sólo un 20% de ellas cumple los criterios de sobrepeso u obesidad. Mientras que en el caso de los chicos, su percepción corporal se ajusta más a la realidad (sólo el 22% a esa edad se ve con sobrepeso, el mismo porcentaje que realmente lo tiene).

Éste es sólo uno de los datos que se extrae de un amplio informe que cada cuatro años elabora la Organización Mundial de la Salud (OMS) para retratar a los adolescentes occidentales.

Desde hace 33 años, el informe sobre la salud de los niños de 11 a 15 (Health Behaviour in School-aged Children, según sus título original en inglés) recoge datos aportados por más de 300 investigadores en 42 países de Europa (también España) y Norteamérica. Coordinados desde Noruega por la Universidad de Bergen, los resultados que ahora se acaban de conocer proceden de las encuestas realizadas a miles de adolescentes entre 2013 y 2014.

Mirá también:  Cómo estar obeso no sólo impacta en tu cuerpo, sino también en tu mente

El informe advierte una creciente preocupación por la imagen corporal a medida que los adolescentes van cumpliendo años (especialmente en el caso de las chicas). Hasta el 15% a los 13 años (el 12% en el caso de los varones) y el 23% de las mujeres de 15 años (sólo el 10% de los chicos) está a dieta.

A pesar de que el trabajo refleja también los problemas de comunicación propios de la adolescencia (hasta un 20% de los chicos y chicas de 15 años confiesa que no le resulta fácil hablar con su madre sobre sus preocupaciones, y menos aún con los padres, aunque en mejoría con respecto a encuestas previas)

Mirá también:  Comer con muchas personas emborracha

Diferencias de género

Aunque nuestra sociedad ha avanzado muchísimo, todavía subyacen diferencias en función del género que se reflejan en su consumo de alimentos, ocio, ropa. Las chicas, por ejemplo, comen fruta y verdura más a menudo (el 37% lo hace a diario frente al 29% de sus compañeros), se cepillan más los dientes; aunque a cambio suelen puntuar peor su estado de salud y su peso (el porcentaje de las que se ve gorda se multiplica del 26% a los 11 años al 43% a los 15).

Ellos, en cambio, practican más ejercicio, pero también beben alcohol más a menudo y se pelean con mayor frecuencia, lo que repercute en mayor incidencia de heridas.

En la escuela son las chicas más satisfechas, aunque a los 13 y 15 años ellas se muestran también más presionadas y estresadas que los varones. Quizás esa presión explique que, por ejemplo, a los 15 años, el 50% de las niñas tenga quejas relacionadas con la salud más de una vez a la semana (frente a sólo el 27% de los chicos). En dos tercios de los países analizados, los adolescentes de ambos géneros procedentes de clases sociales más bajas son los que más problemas de salud padecen.

Mirá también:  ¿Existe la obesidad saludable?

La doctora Zsuzsanna Jakab, directora de la Oficina Regional de la OMS en Europa, recuerda que muchos estilos de vida se adquieren en la segunda década de la vida (entre los 11 y los 20 años), por lo que la adolescencia se considera un periodo crítico en el que los chavales ya empiezan a reflejar muchas de las desigualdades (de género, o geográficas) que perduran en la vida adulta.

 

Nos gustaría conocer tu opinión, deja un Comentario y lo tomaremos en cuenta

Lamentamos notificar que por diferentes motivos NO se responderán consultas por este medio

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *