El circuito antirollitos

soga, ejercicios, actividad física

Tonifique piernas y glúteos, mantenga un peso saludable y cuide su sistema cardiovascular.

Junto con un mejor clima vuelven las preocupaciones por los rollitos y la flaccidez en piernas y glúteos, que habían quedado un poco olvidados durante el invierno. Para fortalecer esas zonas difíciles le mostramos una rutina de ejercicios que ayuda a ganar tono muscular, a mantener un peso saludable y protege el corazón y las arterias.

Tenga en cuenta la base para el éxito de este plan: la constancia diaria. Haga la rutina completa la mayor cantidad de días a la semana que le sea posible.

1) Elevaciones de brazos

De pie, con las piernas separadas, la espalda erguida y los abdominales contraídos.

Tomar un extremo de la soga con cada mano y tirar de ella hasta que quede bien tensa, en posición horizontal al piso. Inhalar y, al mismo tiempo, elevar los brazos por encima de la cabeza, mantener unos segundos y bajarlos exhalando lentamente.
Realizar 10 ó 20 elevaciones.

Mirá también:  El consumo regular de bebidas azucaradas aumenta el riesgo genético de obesidad

2) Torsiones

Desde la posición anterior -con las piernas separadas y los extremos de la soga sujetados con cada mano-, elevar los brazos por encima de la cabeza y llevar el torso hacia el lado derecho y luego hacia el izquierdo.
Realizar entre 10 y 20 torsiones.
Recomendación: Trabajar el torso (desde la cintura hacia arriba), sin alterar la posición de la cadera.

Los beneficios

Hacer estos ejercicios con la ayuda de la soga rompe con la monotonía y otorga mayor motivación. Permite ejercitar y tonificar brazos, piernas, glúteos y muslos de una forma diferente. Favorece el gasto calórico. Mejora la circulación sanguínea y el funcionamiento del corazón.

Mirá también:  Claves para detectar en forma temprana la sordera en los niños

3) Saltos con un pierna

De pie, con las piernas separadas por el ancho de las caderas, la espalda recta y los brazos relajados al costado del cuerpo.

Colocar la soga estirada sobre el suelo y saltar de un lado al otro con una sola pierna, siempre flexionando las rodillas e inclinando el cuerpo levemente hacia delante.
Empezar en un extremo y avanzar hasta llegar al otro. Repetir el ejercicio en sentido inverso.

4) Saltos con los pies juntos

Repetir el ejercicio anterior pero esta vez hacer saltos pequeños con los pies juntos.
Realizar el ejercicio en sentido inverso, es decir, hacia atrás.

Mirá también:  Comer fuera de casa, engorda

5) Saltos a la soga

De pie, con las piernas separadas como el ancho de las caderas. Tomar la soga por sus extremos y saltar alternando los pies.

Hacer 30 saltos con cada pierna, descansar durante 3 minutos y volver a repetir. Con el tiempo, ir aumentando progresivamente el número de repeticiones y la cantidad de saltos de a 5.
Recomendación: En caso de no estar acostumbrado a realizar este tipo de entrenamiento físico que exige saltar, se recomienda dividir la rutina en tres: realizar 10 saltos, descansar durante 30 segundos; hacer 10 saltos más, descansar otros 30 segundos; y así sucesivamente hasta completar los 30 saltos.

Por el Lic. Sergio Verón

Fuente: http://drcormillot.com/

Nos gustaría conocer tu opinión, deja un Comentario y lo tomaremos en cuenta

Lamentamos notificar que por diferentes motivos NO se responderán consultas por este medio

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *