Desmontando la dieta Dukan

Cada cierto tiempo aparece un gurú con un sistema para perder peso que promete grandes resultados. Una excelente campaña de marketing y resultados prometedores a corto plazo hacen que aquellas personas que “están siempre a dieta” busquen los efectos mágicos y rápidos que prometen. Atkins, Montignac, la dieta de la Zona… y ahora el método Dukan, un sistema que promete, según su autor, perder peso de forma inmediata y para siempre, sin contar calorías, a base de proteínas naturales, están a la orden del día. Según su autor, son millones las personas que se han beneficiado de su dieta, consiguiendo llegar a “su peso justo” y manteniéndose en él sin ningún problema.

dieta-dukan

Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y son numerosas las alertas de diferentes sociedades científicas sobre los peligros de esta dieta. Según la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (AED-N), las dietas milagro se caracterizan por prometer resultados mágicos y de forma rápida, prohíben algunos alimentos o grupos enteros clasificándolos en “buenos” y “malos”, aconsejan productos con propiedades fantásticas o extraordinarias, exageran las propiedades científicas de un alimento o nutriente… Si analizamos la dieta Dukan, cumple a la perfección con todos los preceptos de dieta milagro.

Las cuatro fases de la dieta Dukan

La famosa dieta Dukan se sustenta sobre cuatro fases que sus seguidores deben seguir a rajatabla para conseguir los resultados prometidos. Sólo 100 alimentos -de los cuales 72 provienen del mundo animal y 28 del vegetal- estánpermitidos y su consumo durante las distintas fases también está restringido. Veamos en qué consisten estas fases:

  • Fase de “ataque”: la primera fase se caracteriza por consumir únicamente alimentos ricos en proteínas de origen animal, especialmente carnes no demasiado grasas, restringiendo el uso de aceite y añadiendo unas cucharaditas de salvado de avena. Según su autor, la duración de esta fase dependerá de los kilos que haya que perder, pudiendo durar de 1 día hasta 10 días. También remarca Dukan la importancia de tomar suficiente agua (al menos 1,5 litros diarios) para “limpiar el sistema”.
  • Fase de “crucero”: esta fase se sigue hasta llegar al peso justo, y consiste en alternar un día proteína pura con otro día en el que se incluyen las verduras, especialmente las de hoja de verde (las hortalizas quedan excluidas). Eso sí, sin salsas –a lo sumo una cucharada de aceite-. En este punto ya se recomienda caminar unos 30 minutos diarios. ¡No olvidarse del salvado de avena a diario!
  • Fase de “consolidación”: una vez se ha alcanzado el peso justo o “peso Dukan”, a parte de seguir tomando proteínas a discreción, se pueden incluir una fruta al día –en las dos primeras están vetadas-, dos rebanadas de pan integral al día, algo de queso (no fermentado) y dos raciones de hidratos de carbono a la semana, además de permitir un día de “celebración”, comiendo lo que se quiera, sin repetir plato, eso sí… y manteniendo un día a la semana proteína pura.
  • Fase de “estabilización”: según su autor, en esta fase se puede volver al estilo de vida “normal”, pudiéndose comer lo que se quiera, pero manteniendo un día a la semana de proteína pura, caminar 20 minutos al día y tomar tres cucharadas de salvado de avena de por vida…
No te pierdas:  Plan especial para gastritis

Los desequilibrios que causa la dieta Dukan

No existe literatura científica que avale la utilidad de la dieta Dukan en la pérdida de peso. Sin embargo, queda patente el desequilibrio nutricional al que es sometido el cuerpo cuando se sigue esta dieta puesto que se abusa de las proteínas, elimina los hidratos de carbono y las grasas, y restringe el consumo de frutas y verduras.

Por otro lado, recomienda el consumo desalvado de avenadurante toda la dieta, de hecho, durante toda la vida, dándole a este alimento un protagonismo exagerado que ha hecho que esté agotado en todas las herboristerías y tiendas. El salvado de avena es un complemento fantástico, pero no deja de ser, para que nos entendamos, fibra dietética, necesaria para facilitar el tránsito intestinal. No hace falta ser un experto en nutrición para darse cuenta que durante 10 días a base de proteína, sin frutas, verduras ni cereales, la fibra brilla por su ausencia, de forma que el salvado de avena es la forma en la que se introduce este componte tan beneficioso para el mantenimiento de un adecuado equilibrio nutricional.

No te pierdas:  Qué te hace engordar (y no es comer)

Además, se ha observado que las dietas ricas en proteínas están asociadas a un aumento de la mortalidad total y a enfermedades crónicas como osteoporosis, obesidad, cáncer, problemas renales y cardíacos, entre otros.

La revista científica Obesité ha publicado en su número de junio los resultados de una encuesta en la que se preguntó a 5.000 dukanianos acerca de la dieta Dukan. El objetivo principal de esta encuesta era conocer si sus seguidores mantenían el peso perdido con el paso de los años. Según esta encuesta, menos de un año después de empezar la dieta Dukan, el 35% de los encuestados habían vuelto a recuperar el peso perdido. Pero lo más sorprendente es que a los cuatro años de haber empezado la dieta, el 80% de los encuestados pesaba lo mismo o más que antes de comenzarla. Y no sólo recuperaban el peso, sino que además, el 60% de los encuestados se sentía culpable de no haber sido capaz de mantener el peso perdido. Así pues, los resultados pueden ser decepcionantes para los adeptos a esta dieta, pero es que, además, se crea un sentimiento de culpabilidad que puede desanimar a que uno se plantee perder peso de forma seria y segura.

¿Por qué los expertos desaconsejan la dieta Dukan?

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) publica en su página web la Postura del Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la AED-N, donde desaconsejan encarecidamente a la población el seguimiento de la dieta Dukan por sus efectos adversos sobre la salud.

Según este grupo de expertos, la dieta Dukan es ineficaz, fraudulenta y potencialmente peligrosa, ya que carece de fundamento científico y, además, hace una serie de afirmaciones que no son veraces y pueden confundir a la población sobre las propiedades y eficacia de algunos alimentos:

  • Se atribuyen efectos adelgazantes a las ‘proteínas naturales’, es decir, las procedentes de los alimentos como carnes, pescados, huevos y sus derivados. Esta afirmación no es cierta, ya que no existen pruebas científicas que confirmen que una dieta con alto contenido en proteínas ayude a perder peso por el propio aporte de proteínas, sino que la pérdida de peso se produce porque se disminuye el consumo de calorías durante un periodo prolongado de tiempo.
  • Se promete que la pérdida de peso será inmediata. Está demostrado que en las primeras fases de este tipo de dietas las pérdidas de peso que se producen son principalmente debidas a la pérdida de agua y masa muscular. Hay que tener en cuenta que, en el sobrepeso y la obesidad, lo que interesa perder es masa grasa, y eso necesita más tiempo. Además, lo interesante al perder peso es mantener la masa muscular, ya que es un tejido que utiliza las grasas como combustible, ayudando a eliminarlas.
  • Asegura que “la pérdida de peso durará toda la vida”. Según los resultados publicados recientemente en la revista científica Obestié, el 80% de las personas que hacen la dieta Dukan recuperan el peso perdido a los 4 años desde el inicio de la dieta. De nuevo una afirmación engañosa.
No te pierdas:  Definamos objetivos realistas para adelgazar

Otras asociaciones de expertos en nutrición, como la Asociación Francesa de Dietistas-Nutricionistas, y la Asociación Británica de Dietética, desaconsejan este método por comportar serios problemas para la salud y, además, confundir a las personas que lo siguen.

En la salud, no existen los milagros. Perder peso cuesta tiempo y esfuerzo, hay que concienciarse y querer realmente adquirir unos buenos hábitos alimentarios y una vida físicamente activa, que será la forma de perder el peso que sobra de forma sana y segura. Las dietas milagro no educan ni enseñan a comer, sino todo lo contrario, se caracterizan por prometer resultados rápidos, mágicos, prohibir el consumo de algunos alimentos, exagerar la realidad científica de uno o varios nutrientes, aconsejar productos dietéticos a los que se les atribuyen propiedades extraordinarias… ¿Cuántas de estas características puedes identificar en la dieta Dukan?

Fuente:webconsultas.com

5 Comentarios

Nos gustaría conocer tu opinión, deja un Comentario y lo tomaremos en cuenta

Lamentamos notificar que por diferentes motivos NO se responderán consultas por este medio

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *