Coma helados con moderación

helados, calor, moderación, consejos, tips, alimentación, nutrición

El helado es un postre congelado hecho con ingredientes como leche, azúcar, edulcorantes, crema, huevo, frutas, chocolate, frutas secas, yogur, agua mineral, saborizantes y estabilizante. Tienen abundantes calorías, azúcar y grasas, en su mayor parte, saturadas.

Hace años eran un gustito cada tanto en el verano; hoy se consumen durante todo el año, muy frecuentemente y en medidas cada vez más grandes. Cuando éramos chicos la lista de sabores se podía contar con los dedos; hoy existe un variedad de gustos, a los que se suman salsas, frutas frescas y secas, golosinas, dulces, cremas, chocolate, todo en diferentes presentaciones. Un verdadero atentado contra la voluntad.

De acuerdo con los ingredientes que lleven, los helados tienen grandes diferencias en su composición nutricional. En general, contienen una gran cantidad de azúcar y de grasa mayoritariamente saturada, la menos saludable, lo que eleva su nivel de calorías a entre 100 y 200 calorías o más por cada bocha (100 gramos), según el tipo de helado. Los helados de crema tenen más grasa y aceites, y sus calorías son directamente proporcionales a la firmeza y cremosidad.

Cuando es realizado con alimentos como leche, yogur, frutas frescas y secas, el helado resulta nutritivo y sabroso, incluso fácil de digerir. Siempre a más agua, menos nutrientes, pero también menos grasa y menos calorías. El azúcar añadido puede representar entre el 20 y el 30 por ciento del producto.

Los helados también contienen aditivos permitidos para asegurar su calidad o mejorar ciertas características sensoriales. Entre otros, los fabricantes emplean colorantes naturales como caramelo y carotenos, emulgentes que mantienen homogénea la mezcla de ingredientes (mono y diglicéridos de ácidos grasos E-471, lecitina) y espesantes (extraídos de semillas y algas), que aumentan la viscosidad del producto. Son pocos los helados que añaden conservantes.

Hoy el mercado también ofrece helados sin azúcar, bajos en grasas y calorías, que poseen de 50 a 100 calorías por cada bocha.

Composición nutricional cada 100 gramos de helado

Tipo de helado
Helados no dietéticos

De agua 95 Calorías cada 100 gramos – 2,75 Créditos cada 100 gramos – 1 palito: 95 Calorías por unidad – 2,75 Créditos por unidad
De frutas 110 Calorías cada 100 gramos – 2,75 Créditos cada 100 gramos – 1 bocha: 110 Calorías por unidad – 2,75 Créditos por unidad
Almendrado 155 Calorías cada 100 gramos – 5 Créditos cada 100 gramos – 1 unidad: 155 Calorías por unidad – 5 Créditos por unidad
De crema 185 Calorías cada 100 gramos – 5,5 Créditos cada 100 gramos – 1 bocha: 185 Calorías por unidad – 5,5 Créditos por unidad
Palito bombón helado 260 Calorías cada 100 gramos – 10,75 Créditos cada 100 gramos – 1 unidad: 185 Calorías por unidad – 7,75 Créditos por unidad
Helados light (de heladería)

Mirá también:  La cáscara de mandarina en contra del cáncer

Light de fruta 60 Calorías cada 100 gramos – 2,25 Créditos cada 100 gramos – 1 bocha: 60 Calorías por unidad – 2,25 Créditos por unidad
Light de crema entre 100 y 150 Calorías cada 100 gramos – 4-5,25 Créditos cada 100 gramos – 1 bocha: entre 60 y 100 Calorías por unidad – 4-5,25 Créditos por unidad
Helados light (de kiosco o supermercado)

Light de agua 60 Calorías cada 100 gramos – 2,25 Créditos cada 100 gramos – 1 palito: 75 Calorías por unidad – 2,75 Créditos por unidad
Light de crema 80 Calorías cada 100 gramos – 3 Créditos cada 100 gramos – 1 pote: 100 Calorías por unidad – 3,75 Créditos por unidad
Los agregados del helado
1 cda. sopera de frutas secas 65 Calorías – 1,5 Créditos
1 cda. sopera de chips de chocolate 70 Calorías – 2,25 Créditos
1 cda. sopera de confites de chocolate 50 Calorías – 1,5 Créditos
Baño de chocolate 90 Calorías – 3 Créditos
Cucurucho 120 Calorías – 3,25 Créditos
Ejemplo:

2 bochas de helado de crema (370 calorías y 11 créditos) + 1 cucurucho (120 calorías y 3,25) + frutas secas (65 calorías y 1,5 créditos) = 555 calorías y 15,75 créditos

Los helados light

Se presentan con sabor a chocolate, frutilla, vainilla, dulce de leche, crema americana, naranja, durazno. El helado de crema tiene más calorías que el de frutas o el de agua porque posee más grasas.Si elige helado light en lugar del de crema hará un ahorro de 35 a 105 calorías.Si elige helado de fruta en lugar del de crema hará un ahorro de 75 calorías.Si elige helado de agua light en lugar del de agua común hará un ahorro de 20 calorías.

Mirá también:  La lucha contra la gordura a lo largo de la historia

La conclusión es evidente. Los helados son ricos y, a veces, nutritivos. Su elevado aporte energético, de azúcares y de grasas atentan contra la salud desde varios aspectos. Pueden resultar compatibles con una dieta equilibrada si se tiene en cuenta la gran clave: moderación. Disfrutarlos cada tanto y en cantidades lógicas es la mejor elección.

Calorías

El aporte energético de los helados varía mucho según su contenido en ingredientes grasos y azucarados. Pueden aportar desde 50 (los sin azúcar) hasta 200 ó más calorías (algunos helados de crema) por cada bocha (100 gramos). Los helados de agua, que carecen de grasa, y los light, con poca grasa y con edulcorantes no calóricos, aportan menos calorías.

Azúcares

Entre el 20 y el 30 por ciento del producto es azúcar. En los helados de crema, al azúcar propio de la leche (lactosa) se suma el azúcar común (sacarosa) añadido, y otros, como el jarabe de glucosa y/o de fructosa, la glucosa o dextrosa. El frío reduce la percepción de los sabores y produce un adormecimiento de las terminaciones gustativas de la lengua, motivo por el que se hace preciso añadir a los helados una cantidad de azúcar superior a la de otros postres dulces no congelados.

Grasas

La grasa (de origen animal o vegetal) confiere al helado sus peculiares características organolépticas: cremosidad, sabor y textura. Puede llegar hasta el 20 por ciento en algunos helados de crema, lo cual hace desaconsejable su consumo frecuente o en grandes cantidades. Estas grasas no han sido sometidas a cocción, lo que en parte explica que los helados sean más fáciles de digerir que otros postres dulces. El consumo habitual de alimentos ricos en grasas saturadas se asocia a un aumento del colesterol sanguíneo y de enfermedades cardiovasculares. Además, algunos fabricantes emplean aceites vegetales, como los de palma o coco, parcialmente hidrogenados, que contienen una elevada proporción de grasas trans, cuyo consumo frecuente es aún más perjudicial que el de las grasas saturadas, ya que aumentan el colesterol malo (LDL) y disminuyen el bueno (HDL).

Mirá también:  Comer Afuera Equivale a Comer más

Colesterol

Los helados con grasas lácteas son los que más colesterol contienen. En término medio, una bocha (100 gramos) de uno de estos helados pueden tener entre 25 y 30 miligramos de colesterol, cantidad similar a la de un vaso de leche entera (28 mg de colesterol).

Proteínas

Los helados de crema y de leche son ricos en proteínas de alto valor biológico. El contenido medio de proteínas de los helados más consumidos va del 3 al 5 por ciento. Si se añade yema de huevo, frutos secos y galletas, el aporte proteico aumenta un poco.

Vitaminas y minerales

En los helados de crema y de leche se destacan las vitaminas B2, B12, A y D, y los minerales calcio y fósforo. Los helados con fruta incluyen vitaminas en cantidades mínimas.

Diabéticos y obesos

El mercado ofrece helados elaborados con fructosa, aptos para diabéticos, y también helados que sustituyen el azúcar por edulcorantes artificiales que aportan menos calorías, lo que los convierte en ideales para dietas de adelgazamiento.

Intolerancias y alergias alimentarias

La leche y sus derivados, así como ciertos espesantes hacen que algunos tipos de helados no estén indicados en caso de intolerancias y alergias alimentarias como a la lactosa (azúcar de la leche), a la caseína (proteína de la leche), al gluten, al huevo y a los frutos secos.

Celíacos

Ciertas marca o heladerías ofrecen helados aptos para celíacos. Si llevan el logo con la espiga de trigo tachada significa que no contienen trigo, avena, cebada o centeno.

Fuente: http://drcormillot.com/

Nos gustaría conocer tu opinión, deja un Comentario y lo tomaremos en cuenta

Lamentamos notificar que por diferentes motivos NO se responderán consultas por este medio

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *