Claves para sostener su dieta

Con tranquilidad y paciencia, concéntrese en modificar hábitos para sostener su dieta.

Haga foco en las pequeñas comidas cada 2 ó 3 horas. Si a veces usted siente que no puede controlar el impulso por comer exageradamente, sepa que no está solo. Suele pasarle lo mismo a muchas personas con sobrepeso que están en plan de bajar, e incluso a quienes hacen el mantenimiento posterior.

sostener su dieta o mantener su dieta

¡No se rinda! Para sostener su dieta y superar estos momentos es clave focalizarse en modificar hábitos respecto de la comida. Tenga en cuenta estas sugerencias:

1- No tome la dieta como un plan estricto. Lo mejor no es hacer todos los cambios juntos sino ir adoptándolos paulatinamente.

Mirá también:  Guías Alimentarias para la Población Argentina

2- Considere que el plan es parte de un proceso, una decisión a largo plazo que tiene el objetivo de bajar y mantener los logros durante mucho tiempo. Si en algún momento usted se sale del régimen, piense que es normal y no es grave: les pasa a todos. Con tranquilidad, vuelva al plan en la siguiente comida.

3- Realice ingestas cada 2 ó 3 horas. Las colaciones pueden ser una fruta, barritas de cereal, un yogur descremado, postres light, una rebanada de pan con una feta de queso, 4 galletitas dulces o cualquier golosina del tamaño de una cajita de fósforos.

4- Tres veces por semana, consuma un alimento no dietético en cantidades moderadas, como un helado mediano, 2 porciones de pizza ó 2 facturas.

Mirá también:  ¿Trabajando? camine y silbe

5- Relea nuestros artículos que lo ayudarán a mantener su motivación, AQUÍ

Antes de las comidas principales

1- Consuma un caramelo ácido (no relleno) unos 15 a 30 minutos antes del almuerzo y de la cena. No lo mastique: disuélvalo lentamente en la boca.

2- Comience cada almuerzo y cena con 1 plato de caldo casero desgrasado o diet con el agregado de alguno de los siguientes suplementos:
· 1 cucharadita de levadura de cerveza en polvo (natural o con sabor queso).
· 1 cucharadita de salvado de avena o de trigo.
· 1 cucharadita de germen de trigo.

3- Puede reemplazar el caldo por un plato de hortalizas de hoja condimentadas con limón o vinagre, espolvoreadas con los suplementos y sin aceite. Si no agrega los suplementos, utilícelos en otra comida del día, como ensaladas de fruta o compotas, rellenos o budines de vegetales (excepto la levadura, que no debe cocinarse).

Mirá también:  Antioxidantes: los "héroes" de tu cuerpo

DrCormillot.com

Un comentario